sorare_header_sp

Columna de fútbol

Resumen del partido: Manchester United – Manchester City – Resumen del partido de la Premier League

【マッチレビュー】プレミアリーグ第11節マンチェスター・ユナイテッド対マンチェスター・シティのダービーを分析

El Manchester United y el Manchester City son rivales desde hace años. En esta reseña del partido, echamos un vistazo al derbi de Manchester entre el Manchester United y el Manchester City, que ha sido apodado el «Derbi de Manchester» porque ambos equipos tienen su sede en Manchester.

Sorare te regala cinco jugadores de la Europa League

Análisis previo al partido: El Manchester United al borde del abismo

Durante muchos años, el Manchester United dominó esta rivalidad, pero como el Manchester City se ha vuelto más competitivo tras su adquisición por parte del Grupo Abu Dhabi, ha sido una carrera muy reñida desde principios de la década de 2010.

De hecho, en los últimos años se ha producido incluso una inversión de las fortunas. En la última década, el Manchester City ha ganado la Premier League en cinco ocasiones (2011-12, 2013-14, 2017-18, 2018-19 y 2020-21), mientras que el Manchester United sólo la ha ganado una vez (2012-13). En cuanto a los resultados de la liga, el Manchester United ha sido superado por el Manchester City.

Este dominio también se refleja en los resultados del cara a cara. En los últimos diez años, el Manchester City ha ganado más partidos de liga que el Manchester United, con un balance de 11 victorias, 3 empates y 6 derrotas. En los últimos 10 años, el Manchester City ha ganado 11, empatado 3 y perdido 6 de sus partidos de liga, mientras que en sus derbis locales, el Manchester City ha ganado 6, empatado 2 y perdido 2.

Como el derbi de Mánchester se disputa en Old Trafford, la casa del Manchester United, las probabilidades están en contra del equipo local.

Y es que el Manchester United lleva una mala racha hasta ahora. A pesar de la victoria por 3-0 sobre el Tottenham la semana pasada, el Manchester United sólo ha perdido un partido en octubre, con dos derrotas y tres empates. Con Ole Gunnar Solskjaer vinculado a una salida del club, ¿puede el Manchester United superar a sus rivales? Veamos las alineaciones iniciales de ambos equipos.

El Manchester City domina por completo el partido

El derbi de Manchester se disputó en el estadio del Manchester United, Old Trafford, y el Manchester City se impuso al equipo local por 2-0. El Manchester City dominó por completo el partido, y no es exagerado decir que fue el mejor equipo en todo momento.

El Manchester City se adelantó con un gol en propia puerta en el minuto 7 de la primera parte, y luego añadió otro en los últimos minutos para llegar al descanso con un 2-0. En la segunda parte, el Manchester City mantuvo a raya a su rival y el partido terminó 2-0. El resultado fue de 2-0, pero la diferencia fue mucho más que eso.

Un análisis más detallado de las estadísticas demuestra que no fue así.

Echa un vistazo a la siguiente tabla.

Manchester United Manchester City
32.6% Posesión 67.40%
1 Número de disparos a puerta 5
5 Disparos a puerta 16
547 toques de balón 977
400 Pases 832
18 Tacos 12
22 Despejes 5
1 Tiros de esquina 9
4 Fuera de juego 1
1 Tarjetas amarillas 2
9 Faltas 12

Si observamos los indicadores de ataque (posesión, disparos a puerta, tiros a puerta, toques de balón, pases y saques de esquina), podemos ver que el Manchester City está por delante en todos ellos. En particular, el número de toques de balón y el número de pases es casi el doble que el del Manchester United. El Manchester City tenía el control absoluto del partido.

Entonces, ¿por qué fue un partido tan desigual?

Veamos los tres puntos de inflexión del partido para averiguarlo.

El primer punto de inflexión del partido fue la primera ocasión.

El primer punto de inflexión se produjo al principio del partido.

Cristiano Ronaldo recibió una falta y un tiro libre en el campo contrario. El lanzador, Luke Shaw, puso un buen centro al área y Harry Maguire cabeceó por encima. Harry Maguire remató de cabeza en el tiro libre resultante, pero a pesar de estar libre, su disparo se fue desviado.

Dos minutos después, el Manchester City tuvo su propia oportunidad.

Rhodri recogió el balón y lo cedió a Joao Cancelo, que centró con fuerza al área para el defensa portugués. Eric Bailly trató de despejar el balón, pero tuvo la mala suerte de que su disparo se desvió hacia la esquina inferior. El Manchester United no tuvo suerte y encajó el primer gol.

El partido podría haber sido muy diferente si el Manchester United hubiera marcado en los primeros cinco minutos. Los locales querían mantener a raya a su rival y jugar al contraataque en largo, por lo que marcar al principio de la primera parte (o al menos no encajar un gol) les habría dado ventaja.

El segundo punto de inflexión fue la oportunidad de conseguir el empate.

El segundo punto de inflexión del partido llegó de nuevo para los locales.

En el minuto 26 de la primera parte, el central Bailly regateó a la prensa rival y pasó a Shaw al lateral izquierdo. En el minuto 26 de la primera parte, el central Bailly regateó a la prensa rival y pasó al lateral izquierdo Shaw, que envió un buen centro al área para que C. Ronaldo rematara de volea con la izquierda. El portero del Manchester City, Ederson, salvó el balón, pero éste rodó hasta los pies del delantero del Manchester United Mason Greenwood. El balón le cayó al delantero del Manchester United Mason Greenwood, pero en su precipitación falló el disparo. Greenwood no tenía a nadie delante y la portería estaba vacía. Si hubiera mantenido la calma, el balón habría encontrado la red.

Después de que el Manchester United se adelantara en el marcador, el balón había sido dominado completamente por el Manchester City, pero el equipo local se había defendido bien y no había permitido más goles. Habría sido una gran oportunidad para el Manchester United si la hubiera aprovechado.

Era inevitable que el Manchester United perdiera este partido, ya que no aprovechó las ocasiones y oportunidades descritas en el punto decisivo 1.

Punto de inflexión 3: La forma en que ambos entrenadores jugaron en la segunda parte del partido.

El último punto de inflexión del partido se produjo en la segunda parte, en la que ambos entrenadores mostraron una gran habilidad. La diferencia entre Sourshal y Josep Guardiola fue que Sourshal fue más agresivo y Guardiola no hizo ningún cambio.

Con el 0-2 en el marcador al descanso, Sourchard sustituyó a Bailly por el delantero Jayden Sancho al comienzo de la segunda parte.

Por supuesto, con una desventaja de dos goles en la primera parte, y una derrota contra un equipo rival, era comprensible introducir un jugador de ataque. Sin embargo, el hecho de que Sancho esté en la tarjeta es cuestionable.

Tras un comienzo de la segunda parte al 50%, el equipo visitante se metió de nuevo en el partido.

Sancho, que llegó al club a bombo y platillo procedente del Dortmund esta temporada, no ha marcado ni asistido en 13 partidos oficiales. Todavía no ha causado el impacto que se esperaba de él. Sancho debió sentirse abrumado por la tarea de cambiar las tornas en un momento crucial de la temporada, el derbi de Manchester.

Sus sustituciones posteriores no lograron cambiar el partido. El Manchester United perdió el partido tras no poder hacerse con el control del mismo. El Manchester City de Guardiola, en cambio, no hizo ningún cambio hasta el final del partido. Guardiola, por el contrario, no cambió a ningún jugador y mantuvo el partido encauzado.

No es exagerado decir que ambos entrenadores tuvieron una gran influencia en el partido.

COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA